Todo lo que debes saber si vas a viajar con bebés en avión

Ver familias viajando juntas es algo común, pero nunca será lo mismo viajar con niños que hacerlo con bebés; de ahí que sea normal que las parejas primerizas sientan mucho estrés acerca de qué hacer. Por eso, en este apartado tendrás una guía para viajar con bebé en avión, para que tomes todas las precauciones necesarias.

¿A partir de cuándo puede un bebé volar en avión?

guia-viajar-bebe-avion

Dependerá de la aerolínea que escojas y de su reglamento interno, pues no existe realmente una edad ideal para viajar, literalmente puede hacerlo a partir del momento de su nacimiento, pero los médicos recomiendan que lo más saludable es esperar a que por lo menos tenga 15 días de vida siempre que el viaje sea menor a las diez horas.

Si supera esta cantidad, lo ideal sería esperar a que el bebé tenga 30 días y sus vacunas al día.

¿En qué afectará el viaje en avión a tu bebé?

Si vas a viajar con bebés en avión debes saber que se le pueden taponar los oídos y esto causaría algunas molestias, pues la presión cambia dentro del avión al despegar y al aterrizar y la solución es sencilla: dale de lactar en ambos momentos, ya que al succionar se arregla todo el problema.

¿A partir de cuándo usan un asiento?

La mayoría de las aerolíneas coinciden que los bebés de menos de 24 meses no deben pagar el billete, lo que se traduce en que no se les concederá un asiento, así que viajará en la falda de la madre o del representante legal autorizado, que contará para ello con un cinturón de seguridad extra especial.

Es importante tener presente que, pese a no pagar billete, sí deberá pagar el seguro de viaje y necesitará de su propia tarjeta de embarque.

Aspectos que no debes olvidar para viajar

  • Para los viajes en avión es necesario que consultes la política que tenga la aerolínea sobre el transporte de comida y líquidos, pues si el bebé lacta y por un motivo no puedes darle la leche materna y debes transportarla, podrías tener problemas por el protocolo de concentración.
  • En lo máximo de lo posible, procura que el horario del vuelo se adapte a los del bebé, pues así estará tranquilo durante la jornada.
  • Pide asesoría al personal de la aerolínea para conseguir el asiento ideal que se adapte a las necesidades de tu bebé, normalmente la cercanía a los baños es lo mejor por los cambios de pañal, los mareos, reflujo y gases.
  • Si tienes más de un bebé procura no viajar sola o consulta al personal cómo proseguir, ya que, como te dijimos anteriormente, los menores de 24 meses no usan asiento de avión.

¿Cómo prepararse para realizar ese viaje?

  • Asegúrate de incluir todo lo que necesitas para la higiene de tu bebé: toallas húmedas, talco, crema antipañalitis, pañales desechables, baberos, una muda de ropa (tanto para ti como para él, por si se vomita encima), entre otros.
  • El alimento de tu bebé es fundamental, si sólo toma el pecho todo está resulto, pero si toma fórmula deberás tener el biberón y todo lo necesario para prepararlo. Y si toma sólidos debe ser prioridad la conservación de las papillas y, sobre todo, tener cierta variedad, por si ese día decide rechazarlo.
  • Los objetos de ocio son ideales para la distracción durante las horas de vuelo: sonajas, cuentos, etc.

Ver familias viajando juntas es algo común, pero nunca será lo mismo viajar con niños que hacerlo con bebés; de ahí que sea normal que las parejas primerizas sientan mucho estrés acerca de qué hacer. Por eso, en este apartado tendrás una guía para viajar con bebé en avión, para que tomes todas las precauciones necesarias.

¿A partir de cuándo puede un bebé volar en avión?

Dependerá de la aerolínea que escojas y de su reglamento interno, pues no existe realmente una edad ideal para viajar, literalmente puede hacerlo a partir del momento de su nacimiento, pero los médicos recomiendan que lo más saludable es esperar a que por lo menos tenga 15 días de vida siempre que el viaje sea menor a las diez horas.

Si supera esta cantidad, lo ideal sería esperar a que el bebé tenga 30 días y sus vacunas al día.

¿En qué afectará el viaje en avión a tu bebé?

Si vas a viajar con bebés en avión debes saber que se le pueden taponar los oídos y esto causaría algunas molestias, pues la presión cambia dentro del avión al despegar y al aterrizar y la solución es sencilla: dale de lactar en ambos momentos, ya que al succionar se arregla todo el problema.

¿A partir de cuándo usan un asiento?

La mayoría de las aerolíneas coinciden que los bebés de menos de 24 meses no deben pagar el billete, lo que se traduce en que no se les concederá un asiento, así que viajará en la falda de la madre o del representante legal autorizado, que contará para ello con un cinturón de seguridad extra especial.

Es importante tener presente que, pese a no pagar billete, sí deberá pagar el seguro de viaje y necesitará de su propia tarjeta de embarque.

Aspectos que no debes olvidar para viajar

  • Para los viajes en avión es necesario que consultes la política que tenga la aerolínea sobre el transporte de comida y líquidos, pues si el bebé lacta y por un motivo no puedes darle la leche materna y debes transportarla, podrías tener problemas por el protocolo de concentración.
  • En lo máximo de lo posible, procura que el horario del vuelo se adapte a los del bebé, pues así estará tranquilo durante la jornada.
  • Pide asesoría al personal de la aerolínea para conseguir el asiento ideal que se adapte a las necesidades de tu bebé, normalmente la cercanía a los baños es lo mejor por los cambios de pañal, los mareos, reflujo y gases.
  • Si tienes más de un bebé procura no viajar sola o consulta al personal cómo proseguir, ya que, como te dijimos anteriormente, los menores de 24 meses no usan asiento de avión.

¿Cómo prepararse para realizar ese viaje?

  • Asegúrate de incluir todo lo que necesitas para la higiene de tu bebé: toallas húmedas, talco, crema antipañalitis, pañales desechables, baberos, una muda de ropa (tanto para ti como para él, por si se vomita encima), entre otros.
  • El alimento de tu bebé es fundamental, si sólo toma el pecho todo está resulto, pero si toma fórmula deberás tener el biberón y todo lo necesario para prepararlo. Y si toma sólidos debe ser prioridad la conservación de las papillas y, sobre todo, tener cierta variedad, por si ese día decide rechazarlo.
  • Los objetos de ocio son ideales para la distracción durante las horas de vuelo: sonajas, cuentos, etc.

Como habrás visto el truco de viajar con bebés en avión es la planificación y la prevención. Te invitamos a que tomes en cuenta cada uno de estos aspectos y que no dudes en consultar cualquier duda con el personal de la aerolínea.

Como habrás visto el truco de viajar con bebés en avión es la planificación y la prevención. Te invitamos a que tomes en cuenta cada uno de estos aspectos y que no dudes en consultar cualquier duda con el personal de la aerolínea.